Libertad religiosa: ¿se encuentra bajo amaneza en EE.UU.?

Desde hace varios días se mantiene un arduo debate en torno a la citación judicial por la cual la alcaldesa de Houston, Annise Parker, solicitaba los sermones y cualquier otra comunicación a las iglesias de cuatro pastores, para conocer su postura sobre una ley aprobada en mayo – cuestionada desde entonces por varios sectores, entre ellos por los pastores citados -, además de querer conocer qué decían sobre ella y sobre la homosexualidad e identidad de género.

 

Manifestación a favor de la libertad religosa en EE.UU.
Manifestación a favor de la libertad religosa en EE.UU.

Los pastores se habían opuesto a una ordenanza polémica, conocida con las siglas HERO (Houston Equal Rights Ordinance, ordenanza de igualdad de derechos de Houston), que permitiría a los hombres usar los baños de las mujeres, considerando su transexualidad u otro condicionante de género no especificado. Una leve rectificación tuvo lugar el pasado viernes, cuando la alcaldesa anunció que la citación no pedirá las notas de los sermones, sino más bien cualquier comunicación con respecto a la derogación la ordenanza. En la nueva citación se eliminó la palabra “sermón” y la solicitud de las enseñanzas de los pastores sobre la sexualidad y la identidad de género, pero se mantiene la petición de conocer todos los discursos, presentaciones, documentos, mensajes de texto, correos electrónicos y otras comunicaciones relacionadas con la ordenanza. “Nunca fue la intención de la Ciudad de Houston meterse en los asuntos de la fe ni entre un pastor y sus feligreses”, expresó Parker. “No queremos sus sermones, queremos las instrucciones sobre el proceso de petición de firmas. Es el objetivo de la demanda”, aclaró. La alcaldesa Annise Parker, anunciando las modificaciones en la citación judicial.

OPOSICIÓN EN MARCHA DESDE JUNIO

La ordenanza HERO, que fue aprobada en mayo con mayoría en el gobierno local, prohíbe la discriminación en empresas que ofrecen servicios públicos, compañías privadas, viviendas, empleos y contratos con la ciudad. Las instituciones religiosas están exentas de dicha ordenanza, que de momento no se aplica hasta que finalice el proceso judicial abierto. Los opositores organizaron una petición ciudadana para que la ordenanza fuese sometida a votación popular, y consiguieron más de 50.000 firmas – eran necesarias unas 17.000- . Sin embargo, funcionarios de la ciudad determinaron que miles de firmas no eran legibles y no colocaron el asunto en la boleta electoral, lo que provocó una posterior demanda, presentada por varias entidades en conjunto en el mes de agosto. Las citaciones tienen como objetivo aclarar “todas las opiniones y presentaciones vinculadas a HERO o a la petición” que los pastores entregaron, revisaron, aprobaron o tienen en su poder. Los pastores que recibieron la citación judicial son Dave Welch, presidente del Consejo de Pastores de la ciudad; Steve Riggle, pastor de la megaiglesia Grace Community Church; Khan Huynh, pastor de una congregación vietnamita; y Hernán Castaño and Magda Hermida, ambos pastores involucrados en la Conferencia Nacional de Líderes Cristianos Hispanos (NHCLC).

“EXTRALIMITACIÓN” DEL GOBIERNO

La rectificación, sin embargo, no ha convencido a muchos evangélicos, que ven en la acción de la alcaldesa un desafío a los pastores, una vulneración de la libertad religiosa y de expresión, protegidas en la primera enmienda de la Constitución de Estados Unidos. “Es un claro ejemplo de extralimitación del gobierno”, señaló Ronnie Floyd, presidente de la Convención Bautista del Sur. “Independientemente de la naturaleza de las comunicaciones que quieren de los pastores e iglesias, es un claro intento de acallar la voz de la Iglesia en Houston, Texas, Estados Unidos y el mundo”, escribió Floyd en un blog. “Estaremos al lado de los pastores e iglesias en Houston que han sido intimidados indebidamente por la alcaldesa de la ciudad”, anuncia el pastor. El autor y comunicador Eric Metaxas expresaba su preocupación. “Las acciones de la alcaldesa de Houston muestran que se ha cruzado una línea roja con respecto a la libertad religiosa. ¿Despertará la iglesia?”, decía en un tuit. El predicador John Piper aconsejaba a los pastores de Houston a ser valientes y basar sus sermones del domingo en la enseñanza bíblica sobre la homosexualidad, e invitar expresamente a la alcaldesa a escucharlo.

NHCLC: “EL SILENCIO NO ES UNA OPCIÓN”

Con contundencia se expresó igualmente Samuel Rodriguez, presidente del NHCLC, del cual son miembros dos de los pastores citados. “Vivimos en una época en la que expresar nuestros valores asentados en nuestra fe recibe amenazas”, expresa Rodríguez en un artículo. “La libertad religiosa está en peligro de extinción en Estados Unidos” por eso cree que “más que nunca el silencio no es una opción”. “Por convicción, entendemos que una postura de complacencia hoy dará lugar a una situación de cautiverio mañana. Por el bien de nuestros hijos, debemos luchar por defender el principio fundamental de la libertad religiosa”, dice Rodríguez, “siguiendo el ejemplo de Abraham Lincoln y Martin Luther King”. “Nuestras libertades – reflexiona – son lo mejor que tenemos. Es lo que nos hace un país excepcional: no es nuestra destreza militar, nuestros medios económicos o nuestra fortaleza política”, sino “el compromiso con una libertad religiosa que no busca imponer, sino proponer”. Atendiendo a la historia, Rodríguez concluye: “en 200 años de historia podemos ver que el mayor regalo que hemos hecho a otros como nación son dos verdades simples: el antídoto contra el totalitarismo religioso es el pluralismo religioso, y la libertad religiosa sirve de cortafuegos ante la tiranía secular”. Las redes sociales han reaccionado a la polémica bajo el hashtag #HoustonWeHaveaProblem (Houston, tenemos un problema) el cual tiene miles de menciones en los últimos días.

Fuente:Protestante Digital

Deja un comentario