¿Leer?, no gracias

Hace unos días estando en la iglesia escuché decir a un hermano -a mi no me gusta leer-, esa fue la respuesta que dio cuando le preguntaron que cuál era el libro que tanto le ha gustado que lo volveria a leer, eso me hizo reflexionar que no es el primer hermano que escucho decir que no leen la Biblia porque no les gusta leer y pensando en esas respuestas quede un tanto preocupado, pero, como cristianos ¿podemos tomar la postura de que no leo la Biblia porque nunca me ha gustado leer?. Bueno veamos que nos dice la propia Palabra de Dios acerca de esto.

libro persona de espaldas

Uno de los primeros pasajes que llegó a mi mente fue el ya muy conocido pero poco aplicado “Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento” (Oseas 4:6), una de las tendencias que tuvo el pueblo de Israel que podemos encontrar en el Antiguo Testamento, es que, cuando le daban la espalda a Dios por irse en pos de dioses falsos, dejaban acercarse al sacerdote que les leia la ley de Moises, pero, esto ¿para qué lo hacian? era como no olvidaban los estatutos y leyes que Dios les había dado de mano de Moises, esto era una serie de reglamentos que no solo al cumplirlos era señal de que estaban bien con Dios, sino que al ponerlos por obra en el aspecto social habia una mejor convivencia entre las personas del pueblo, al volverse rebeldes con Dios, esto era lo primero que hacian: no escuchar las ordenanzas de Dios y menos aun las ponian por obra, por lo que por su falta de conocimiento de lo que Dios les pedia tarde o temprano venía su destrucción, pero, recordemos que Dios siempre puso un profeta que reprendiera al pueblo a que se arrepintieran de sus malos caminos y se acercaran a Dios, pocos lo hacian y no tardaba en llegar la ruina del pueblo. Esto nos debe de poner a reflexionar acerce de que necesitamos leer la Palabra de Dios porque es el medio por el cual conocemos mas a nuestro Dios y llegamos a entender sus planes eternos. Al leer la Biblia nos adentramos a la mente de Dios y conocemos su corazón, su caracter, sus pensamientos hacia nosotros, lo mas hermoso es que conocemos a Jesús y a su obra realizada en la cruz del calvario, que es por lo que ahora podemos acercarnos a Dios, pero, sino leemos, nos perdemos de muchas bendiciones. Cuando leemos la Biblia, algo pasa dentro de nosotros que vamos cambiando la manera de pensar con respecto al mundo y nuestro prójimo, esto es porque la misma Biblia nos dice que la Palabra de Dios es el agua que nos lava y renueva.

Y a usted hermano ¿le gusta leer la Biblia?.

Deja un comentario