Escribe la historia de tu vida

“Escribe en un libro todas las palabras que yo os he hablado,” Jehová dio instrucciones al profeta Jeremías (Jeremías 30:2).

Esto me llamó la atención recientemente, porque la escritura es una parte tan integral de mi vida-Tengo haciendo devocionales más de 25 años documentados en revistas. Mientras que las circunstancias y el contexto de la instrucción de Dios a Jeremías son muy diferentes de nuestras experiencias con Dios, “escribir en un libro” es una herramienta útil para el fortalecimiento de nuestras vidas devocionales.

diario personal

Llevar un registro en un diario personal me fuerza a persistir en un verso de la Biblia por mas tiempo de lo que normalmente lo haría. Durante mis devocionales, si un verso o frase en particular me llama la atención, lo escribo y me pongo a meditar sobre ella. Hace poco, leyendo al profeta Jeremás, esta frase me llamó la atención: “Sus oídos son incircuncisos, no pueden escuchar” (Jer 6:10 NVI). Como escribí esta frase, reflexioné lo que significaba el tener oídos incircuncisos, y señalo algunas de las cosas que vienen a la mente: Oídos que están cubiertos, bloqueados, incapaces de escuchar la voz de Dios.

Como escribí el pasaje, me acordé de que la circuncisión también se describe en la Palabra de Dios como un signo de: renacimiento espiritual (Romanos 2:29), el pacto de Dios (Génesis 17:11), y la humildad espiritual (Deuteronomio 10:16). Me acordé de algunas verdades espirituales fundamentales que no había considerado en un largo tiempo. Oré algo así como: Jehová, circuncida mis oídos, para que pueda escucharte cuando hablas. Déjame oír tus advertencias, tus instrucciones, tu estímulo y tu garantía. El concepto de las orejas no circuncidados se hizo más significativa cuando me incorporé en mis oraciones. De repente, un pasaje que parecía sólo de la historia de Israel rebelde tenía una aplicación muy práctica, y personal.

El registro de un diario también sirven como una autobiografía espiritual. No me acuerdo de algunas de las cosas que oraba como de quince años de edad, pero la lectura a través de mis diarios de infancia, veo auna persona muy  joven que sinceramente buscaba a Dios. También puedo mirar hacia atrás en algunos de mis temporadas más oscuras y ver cómo Dios estaba conmigo, incluso cuando yo había dejado de buscarlo.

El registro de un diario también me había preparado para una prueba que experimenté mientras servía al Señor en Asia. Estaba siguiendo un plan de lectura de la Biblia en uno año, y una mañana, mi lectura incluía Hebreos 10:34, “También se compadecieron de los encarcelados, y cuando a ustedes les confiscaron sus bienes, lo aceptaron con alegría, conscientes de que tenían un patrimonio mejor y más permanente.” (NVI). Yo no sé por qué en ese momento, pero yo marqué ese versículo en la Biblia y lo escribí en mi diario. Más tarde esa semana, mi habitación fue saqueada, y algo de mi propiedad fue robado. Normalmente, me hubiera sacudido tal violación, pero pensé en lo que había escrito en mi diario y tenía calma por la paz y la seguridad de que Dios me había preparado para ella.Yo reaccioné a esta situación con mucho más gozo de lo que normalmente hubiera reaccionado, y ésto sirivió como un podersos testimonio para los estudiantes musulmanes con los que estaba trabajando.

El que ya estemos a mas de medio año transcurrido, no impide que empice a escribir un diario como una forma de conectarse con Dios. Sospecho que, como yo, usted se sorprenderá al leer las páginas de sus escritos viejos y ver lo que Dios ha hecho. Verá oraciones que fueron contestadas, problemas que fueron resueltos, y las personas que se salvaron. Mantenga un registro de cómo Dios se mueve en su vida, y con el tiempo, se verá cuán íntimamente a Dios está involucrado. Entonces, un día, usted va a leer con asombro el testimonio que Dios ha escrito en las páginas de tu vida.

Por: Christy Tennat
Traducción y edición: El Resplandlor de su gloria

Artículo cortesía de Bible Study Magazine publicado por Software Bible Logos. Cada número de Bible Study Magazine proporciona herramientas y métodos para el estudio de la Biblia, así como puntos de vista de gente como John Piper, Beth Moore, Mark Driscoll, Kay Arthur, Randy Alcorn, John MacArthur, Barry Negro, y más. Más información está disponible en http://www.biblestudymagazine.com. Publicado originalmente en impresión: Derecho de Autor Revista Biblia de Estudio (enero-febrero de 2010): pág. 8.

Deja un comentario