Inicio Estudios Bíblicos Dios nos salva del castigo y del poder del pecado

Dios nos salva del castigo y del poder del pecado

50
0
El Señor Jesús nos salvó del pecado y de la muerte.

“Nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo” (Tito 3: 5 ).

¿La salvación me libra de mis pecados pasados y tendré mi futuro en el cielo? ¿Qué significa la gracia de Dios para mí hoy? El pecado trae consigo dos consecuencias muy graves a largo plazo una es sanción contra nosotros y un poder dentro de nosotros que actua contra nosotros. Dios nos salva de esa pena y poder.

Quiero presentarles a tres personajes para ayudarle a entender cómo lo hace. Sus nombres son Hostil, Desamparado y Esperanza. ¿Con cuál te identificas más?

Hostil: Sin el deseo o la capacidad

“La mentalidad pecaminosa es enemiga de Dios. Porque no se sujetan a la ley de Dios, ni es capaz de hacerlo.” Romanos 8: 7 (NVI)

Hostil no tiene algún deseo de seguir la ley de Dios. Aunque tuviera el deseo, que no lo hace, él no tiene la capacidad. Usted reconocerá a  Hostil durante toda la historia bíblica:

En hostilidad de Caín hacia Dios, él se enojó y mató a Abel (Génesis 4: 8). Pero la hostilidad de Faraón era más sutil. Cuando Dios dijo “Deja ir a mi pueblo” (Éxodo 5: 1), Faraón acabo cavando contra sí y su pueblo. El mejor día de Hostil fue cuando Jesús fue llevado ante la multitud, y gritó: “¡Crucifícalo!” (Mateo 27: 22-23).

Desamparado: deseo sin capacidad

“pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.” Romanos 7:23

La diferencia entre Desamparado y Hostil es que, mientras Hostil odia la ley de Dios, Desamparados le encanta: “En mi interior, me deleito en la ley de Dios …” (v22), “Estoy de acuerdo en que la ley es buena …” (v16). Hostil nunca diría esas cosas. Odia a la ley de Dios.

Desamparado conoce que la ley de Dios es buena. Él quiere hacerlo, pero no tiene la capacidad. Es un prisionero encadenado, no puede liberarse. Se siente miserable “¡Qué Miserable de mí!” y grita: “¿Quién me librará de este cuerpo de muerte?” (v24).

Esperanza: deseo con la capacidad

“A través de Jesucristo, la ley del Espíritu de vida me liberó de la ley del pecado y de la muerte.” Romanos 8: 2 (NVI)

Como Desamparado, Esperanza tiene el deseo de vivir una vida santa. La diferencia radica en sus habilidades. Pablo le dice a Esperanza “hacer morir las obras de la carne” (Romanos 8:13). Desamparado acaba de decir “Soy un prisionero, no puedo vencer a este enemigo.”

¡Esperanza está en una posición completamente diferente! Él tiene el deseo de luchar contra el pecado en su vida, pero también tiene la capacidad de prevalecer. Tenga en cuenta que se enfrentan a la misma batalla. Esperanza todavía siente el poder de la tentación, y aún tiene fallas. Pero la habilidad de Esperanza de prevalecer viene del Espíritu de Dios que vive en él.

Lo que Dios te dice hoy

Para Hostil, Dios dice que “demostró su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” (Romanos 5: 8). Cristo fue a la cruz para que los que antes eran enemigos de Dios podrían ser sus amigos. ¡Dios te ama, por lo tanto arrepientete!

Note la respuesta que Dios da cuando Desamparado pregunta “¿Quién me librará de este cuerpo de muerte? Gracias a Dios por medio de Jesucristo nuestro Señor!” (Romanos 7: 24-25).¡ Cristo va a rescatarte! La vida cristiana es sobre el poder de Dios que vive en ti. Pide y recibirás. Tu Padre Celestial da el Espíritu Santo a quienes se lo pidan.

¿Qué dice Dios de Esperanza? “Haced morir las obras de la carne” (Romanos 8:13). ¡El Espíritu está en ti! ¡Así que, lucha! Cuando fallas, el enemigo viene a ti diciendo “Eres tan débil. Nunca fuiste nada bueno. Eres mi prisionero.” La única manera de responder es con la verdad, la verdad que esta en la Palabra de Dios que es la Biblia y cuando se sabe la verdad, ¡somos hechos libres!

Fuente: Bible Stududy tools.com

Traducción: Cristo La Roca Radio Internet

Deja un comentario